Horalatina 

Relojes Suizos de Lujo & Relojería Internacional - Sitios de Internet & Magazines
Buscar
English
Español
Français
Pусский
繁體中文
简体中文
Relojes Suizos de Lujo & Relojería Internacional - Sitios de Internet & Magazines

 
 
 
 
 

SUBSCRIBE TO THE MAGAZINE | E-NEWSLETTER
Artículos


MERCADO - Relojes Suizos o Alemanes, ¿Cuales son los mejores?



MERCADO - Relojes Suizos o Alemanes, ¿Cuales son los mejores?

Europa Star WorldWatchWeb, 13/10/2015   English
Por el Dr Frank Müller, www.thebridgetoluxury.com

Cuando el Muro de Berlín cayó el 9 de Noviembre de 1989, muy pocas personas podrían haber imaginado el fascinante regreso de la relojería Alemana de alta gama. Sin embargo, tan sólo un año y unos días después de ese momento histórico y dramático, el 7 de Diciembre de 1990, Walter Lange registró la empresa Lange Uhren GmbH de nuevo - exactamente 145 años después de su fundación y 49 años después de que la marca hubiera desaparecido en la socialista Alemania del Este . Desde entonces, ciudades como Glashütte en Sajonia y Schramberg en la Selva Negra han vuelto a ser reconocidas y respetadas a nivel mundial por la producción de relojes fascinantes, hasta el punto de que los expertos y coleccionistas de todo el mundo a veces se llegan a preguntar: ¿cuales son los mejores - los Suizos o los Alemanes?

Datograph Perpetual en oro blanco de A. Lange & Söhne
Datograph Perpetual en oro blanco de A. Lange & Söhne
Calibre Lange L952.1 de la manufactura; cuerda manual, fabricado según los más altos criterios de calidad de Lange, decoradas y montados a mano; regulación de precisión en cinco posiciones; placas y puentes de alpaca natural; puente del volante grabado a mano

Una forma de responder a esta pregunta intrigante pero sensible es comparar ambos países en relación a tres temas: la contribución histórica y las influencias mutuas, la adecuación al mercado y las capacidades relojeras.

En el siglo XVII, emigrantes hugonotes trajeron su experiencia relojera con ellos, causando que Suiza evolucionase en el epicentro mundial de la relojería que, sin duda, es hoy en día. Dada la elevada reputación y las capacidades de la nación, relojeros dotados de toda Europa podían viajar por la Confederación para ganar experiencia y conocimiento. Uno de ellos fue el joven alemán Ferdinand Adolph Lange (el bisabuelo del actual Walter Lange) que llegó en 1841. Lange estaba particularmente impresionado por la forma en que Suiza había utilizado la relojería para promover el desarrollo económico de algunas regiones muy remotas y pobres - un ejemplo que le llevaría a establecer sus propios talleres en la pobre Glashütte. Con el tiempo Suiza se convertiría en un importante proveedor de relojes, movimientos y componentes a Alemania, incluso durante las guerras mundiales. La increíble resurgimiento de la industria de la relojería en Alemania, y en particular en Sajonia, en las últimas dos décadas habría sido impensable sin el apoyo de la industria relojera Suiza. El renacer de A. Lange & Söhne recibió fondos considerables y una enorme asistencia industrial emprendedora de IWC y Jaeger-LeCoultre; hasta el año 2000 las tres marcas pertenecían a la sociedad de cartera con sede en Schaffhausen LMH Les Manufacturas Horlogères. Antes de que construyera con éxito sus propias capacidades internas industriales Nomos, por ejemplo, durante muchos años obtenía movimientos estándar de ETA, y varias otras marcas Alemanas todavía lo hacen en un número considerable. La internacionalización exitosa de Glashütte Original desde 2001 ciertamente no habría sido posible sin los considerables recursos de su empresa matriz, el Swatch Group. Y el Swatch Group entró una vez más en su ayuda en 2008 con graciosas donaciones financieras y asesoramiento logístico, para que la reapertura del museo del reloj de Glashütte fuera posible.

PanoMaticLunar por Glasshütte Original
PanoMaticLunar por Glasshütte Original
Los modelos Pano de Glashütte Original dan protagonismo al diseño claro y puro con su colocación fuera del centro de la hora y los minutos y la pequeña esfera de los segundos. Esto es evidente en un primer vistazo a los modelos PanoMaticLunar, que presentan las características de las esferas descentradas en una disposición espacial bien pensada. Las áreas de los indicadores hora / minuto y la esfera pequeña de los segundos se extienden sobre un eje vertical en la mitad izquierda de la esfera. La colocación de las esferas individuales se inspiró en la sección áurea - la legendaria ley de la armonía estética.

UNA PEQUEÑA HISTORIA

Y, sin embargo, sería miope pensar que la influencia de Suiza sobre la relojería Alemana era una calle de un solo sentido. En cuanto a las contribuciones a la relojería de los dos países, Alemania hizo el primer impacto. Aunque existen algunas dudas acerca de los logros de Peter Henlein de Nuremberg (1479-1542), que a menudo se considera el inventor del primer reloj de bolsillo del mundo. Fue Ferdinand Lange quien, siglos más tarde, presentó el sistema métrico en la relojería internacional. Y el nombre de la marca Glashütte Original tiene sus raíces en el siglo XX, cuando la industria local tuvo que protegerse de las falsificaciones Suizas y su llamado "sistema Glashütte ’- imitaciones Suizas de las que fueron en su día las placas base ¾ de movimientos de Sajonia.

Casi al mismo tiempo, justo después de la Primera Guerra Mundial, Suiza embargaba todas las entregas de componentes a Alemania. Esta casualidad animó los esfuerzos para construir estructuras de relojería industrial más independientes, lo que resulta en la creación de empresas fuertemente competitivas, como Ufag y Urofa. Durante más de una década - 1932-1945 - Reinhard Straumann pagó regalías a A. Lange & Söhne por el derecho a utilizar una patente sobre una aleación de metal en particular que luego se convertiría en la base del éxito Suizo de la relojería precisa moderna: el muelle de volante Nivarox. Los Alemanes eran instrumentales en la fundación o el desarrollo de marcas de relojes Suizas icónicas como Rolex y Chopard, y empresarios destacados como Günther Blumlein, jugaron un papel importante en este renacimiento, que tuvo un inmenso impacto en la prosperidad de la industria. Obviamente, y para dar crédito donde es debido, Suiza ha contribuido históricamente mucho más al éxito mundial de la relojería que Alemania, pero su éxito se basó en los logros de los genios Ingleses y Franceses que vinieron antes y, y siempre ha sido influenciada por factores externos, como el cuarzo Japonés o - Ahora que se acercan en el horizonte – los smartwatches Estadounidenses.

50 MARCAS VERSUS 1,000

Un vistazo al segundo tema de comparación en nuestra búsqueda para responder al enigma de “quién es mejor” revela nuevamente una presencia Suiza dominante, aúnque no exclusiva, en términos de adecuación al mercado económico. En 2014 las exportaciones de la Confederación ascendieron a 20,9 mil millones de CHF, 13.8 mil millones de los cuales los representan los relojes con un valor de exportación de más de 3.000 CHF. Las exportaciones a Alemania representaron 1.000 millones de CHF. Las exportaciones mundiales de Alemania, por su parte, alcanzaron los 1,7 mil millones de euros en el mismo año o, en función de los tipos de cambio pre-enero del 2015, aproximadamente el 10% del valor de la exportación de Suiza. En las décadas de 1950 y 60 las marcas como Junghans y Kienzle estaban entre las más grandes del mundo. En los años 70 se hizo una contribución técnica a la revolución del cuarzo - incluso Glashütte Original en la antigua Alemania del este desarrolló y produjo sus propios movimientos electrónicos hasta la década de 1990. Hoy en día, como país productor, Alemania exporta esferas, correas, cajas, movimientos de linea blanca, componentes y maquinaria de alta precisión como fresadoras CNC a varias naciones incluyendo a Suiza. En total, unas 50 marcas alemanas suministran a relojeros en todos los niveles de precio y calidad - de nuevo un número relativamente pequeño en comparación con las más de 1.000 marcas Suizas.

Sin embargo, cuando se trata del mismo corazón de la pregunta acerca de cual es el país lider, las consideraciones históricas y económicas principales son, evidentemente, mucho menos importante que la consideración de los propios relojes, y su fabricación. La introducción de A. Lange & Söhne de Datograph en 1999 marcó un cambio importante, el levantamiento del nivel de la relojería Alemana frente al dominio completo de la Suiza. Desde entonces, la innovación y la creatividad Alemana han asombrado al público en varias ocasiones. Lange, Glashütte Original, Nomos, Moritz Grossmann, Lang y Heyne, Lehmann y otros, todos ofrecen a los coleccionistas de relojes de alta gama movimientos desarrollados, fabricados, acabadoa y montados propios. Hoy en día, entre los principales fabricantes de relojes semi-industriales de alta gama - los que producen más de 3.000 piezas al año - A. Lange & Söhne, probablemente, da cuenta del precio de venta promedio más alto por unidad vendida, en todo el mundo. Marcas como Glashütte Original pueden mirar hacia atrás en más de 165 años de autonomía industrial genuinamente ininterrumpida y casi por completo. La compañía ofrece relojes emocionantes como el Grande Cosmopolite, el 90% de cuyos componentes internos se fabrican en la empresa. En cuanto a los acabados, los relojes Alemanes son capaces de ofrecer la mejor ejecución del anglage, azulado de tornillos y pulido de los más pequeños chatons de oro.

Entonces, ¿cual es la mejor? ¿Es la relojería Alemana realmente una genuina retadora a los gustos de Patek Philippe, Breguet, Vacheron Constantin o sus contrapartes modernas Urwerk, Claret o MB & F? Un anuncio de A. Lange & Söhne una vez proclamó maliciosamente: “Los Suizos fabrican los mejores relojes del mundo - ¡los Sajones, también!”

Lambda Rosegold con agujas azuladas de Nomos
Lambda Rosegold con agujas azuladas de Nomos
Caja: oro rosa de 18 quilates, tripartita; diámetro 42 mm; cristal frontal y trasero de zafiro, altura 8,9 mm. Esfera: galvanizada, chapado en plata y blanca. Agujas: templado azul. Resistente al agua a 3 atm. Correa: Horween Genuine Shell cordobés de color marrón oscuro, cosida a mano; hebilla de cierre de oro rosa de 18 kt.

Pero el objeto de preguntar “cual es la mejor” no es proporcionar una respuesta, sino provocar el pensamiento.

Al ofrecer una alternativa, la relojería de lujo Alemána ofrece a los clientes en todo el mundo más elección. Por otra parte, desde su reaparición, sin duda, ha estimulado la industria Suiza a ir más lejos. Y esto ha sido un factor crucial en un momento en el que la industria de la relojería Europea se enfrenta a nuevos retos: el cambio de los patrones globales de consumo entre los jóvenes, que están aparentemente menos interesado en los relojes clásicos que en los smartwatches de los nuevos actores del mercado - ¡si, se preocupan por todo! - Internet está creando diferentes, y complejas estructuras de mercado aún incompletamente entendidas. El fenómeno de la concentración en todos los niveles del mercado - proveedores, fabricantes, marcas, distribuidores y minoristas - puede reducir la vivacidad histórica de la industria - como lo ha hecho en la enorme industria del automóvil, pero cada vez más aburrida. Y quién sabe, ¿tal vez un día los clientes Chinos serán capaces de comprar los relojes de gama alta de producción nacional en lugar de las importaciones extranjeras?

Los consumidores sólo pueden gastar su dinero una vez y hay más artículos para comprar que los relojes caros - por increíblemente hermosos y asombrosamente innovadores que sean. A Ferdinand Adolph Lange, un ingeniero desconocido, se le permitió aprender su oficio en Francia, Inglaterra y Suiza de genios de mente abierta. A su regreso a Alemania comenzó su esfuerzo emprendedor para desarrollar un movimiento revolucionario invitando competidores como Aßmann, Grossmann y Schneider a unir sus fuerzas para crear una masa crítica con capacidad de producción que justificara la acumulación de una industria de oferta local en el pequeño pueblo de Glashütte. Hoy en día, los consumidores pueden seguir sus inclinaciones individuales, independientemente del origen de la marca. Para la industria de los que toman las decisiones, la cuestión no es Suiza o Alemania; la respuesta, sin embargo, es sin lugar a dudas - ¡Europa!

Fuente: Europa Star Magazine Septiembre 2015





Más sobre relojes alemanes :
14/03/2017 - Artículos - GLASHÜTTE - Tres pistas para el futuro de Glashütte
13/03/2017 - Artículos - GLASHÜTTE - Una START-UP de 170 años de antiguedad
09/03/2017 - Artículos - GLASHÜTTE – Una villa, varias manufacturas
27/04/2016 - Noticias - Cuando el “Made in Glashütte” es el asunto



WorldWatchWeb.com

Europa Star es la publicación líder de la industria de la relojería internacional.
Desde hace más de 89 años, Europa Star proporciona a distribuidores, minoristas, y fabricantes de relojes la información actualizada de las más importantes marcas relojeras, eventos y mucho más. Nuestras publicaciones, tanto impresas como en soporte electrónico, están pensadas para dar servicio a la comunidad relojera y sus canales de venta, además de servir a los aficionados de todo el mundo. Contando con ediciones en diferentes idiomas, Europa Star tiene un acceso asegurado a los mercados internacionales.


INFO ANUNCIANTES | ACERCA DE EUROPA STAR | CONTACTA | DESCARGAS | ENLACES