Horalatina 

Relojes Suizos de Lujo & Relojería Internacional - Sitios de Internet & Magazines
Buscar
English
Español
Français
Pусский
繁體中文
简体中文
Relojes Suizos de Lujo & Relojería Internacional - Sitios de Internet & Magazines

 
 
 
 
 

SUBSCRIBE TO THE MAGAZINE | E-NEWSLETTER
Técnica Relojera


Poniendo el sello en la calidad


ESPECIAL MECÁNICA

Poniendo el sello en la calidad

Europa Star WorldWatchWeb, 27/08/2012   English 中文
Paul O’Neil

¿Cuál es la mejor manera de juzgar o afirmar la calidad de un reloj? El término «Swiss Made» no parece suficiente, ya que se limita a establecer que al menos el 50 por ciento del valor de los componentes en el movimiento es de origen Suizo y que el movimiento se ensambló e inspeccionó en Suiza. Pero, ¿qué pasa con el resto del reloj?

Han transcurrido algunos años desde que se determinaron los primeros criterios para la etiqueta «Swiss Made» en un reloj en el año 1880, las bases para el Poinçon de Genève (el sello de Ginebra) se colocaron el 6 de noviembre de 1886, cuando el Gran Consejo de la República y Cantón de Ginebra estableció un centro de control de facultativos para los relojes, a petición de la Sociedad de Relojería de Ginebra.

Colocando certificados con el sello oficial del Estado de Ginebra sobre movimientos de reloj y emitiendo certificados de origen se conseguían dos objetivos principales. En primer lugar, esto garantizaba la calidad y el origen de la pieza en cuestión. En segundo lugar, y lo más importante, era para protegerse contra la competencia (y el posible abuso del nombre de Ginebra) por parte de la relojería en el área circundante. Esto explica por qué, más allá de todos los criterios de calidad, una marca que buscase el sello de Ginebra debía estar establecida en el cantón de Ginebra y también debe tener su ensamblaje y talleres de prueba en el cantón. A medida que la industria relojera se expandió, el sello llegó a diferenciar la calidad de los relojes realizados en Ginebra de los de la competencia, no sólo de la vecina Francia, sino también de relojeros Suizos de la Vallée de Joux y las regiones del Jura.

Poniendo el sello en la calidad

Calidad Ginebrina

El primer reloj en llevar el Sello de Ginebra había sido producida por C. Dégallier el 30 de noviembre de 1887 y la primera compañía en ser registrada para el sello fue B. Haas Le Jeune en 1888. Hasta la fecha, más de 1,25 millones de relojes han recibido el sello, un promedio de 10.000 por año. Además de los «primeros adoptantes», Vacheron Constantin y Patek Philippe, las marcas Antoine Preziuso, Baume & Mercier, Cartier, Cedric Johner, Chopard, Daniel Roth, Gerald Genta, Roger Dubuis (la única marca para certificar el 100 por ciento de su producción con el sello de Ginebra) y Andersen Svend han producido movimientos con el Sello de Ginebra.

La adjudicación del sello de Ginebra se basba en una serie de criterios estrictos relativos a la decoración del movimiento acabado. Estos criterios se han revisado, en particular en 1891, 1931, 1955 y, más recientemente, en 2008, en consonancia con la evolución de la industria.

Por otra parte, para que un reloj gane el Sello de Ginebra, todos los componentes encajados utilizados para hacerlo, en otras palabras, las piezas de conexión del movimiento con la caja del reloj y la esfera, tales como pinzas, palancas giratorias y las extensiones de los pulsador,es debe ser terminadas de conformidad con los criterios que rigen en los componentes del movimiento.

Timelab

Una nueva ley aprobada por el Gran Consejo de la República y Cantón de Ginebra en 2009 puso fin al período de 123 años durante el cual la Escuela de Relojería de Ginebra había supervisado la aplicación del Sello de Ginebra. La ley constituyó la fundación del Geneva’s Watchmaking and Micro-technology Laboratory. Esta nueva entidad, llamada TIMELAB, anunció cambios radicales en la gestión del Sello de Ginebra el año pasado, coincidiendo con el 125 º aniversario del Sello.

SIN SELLO DE GINEBRA / SELLO DE GINEBRA

Los cambios traen más detalles en cuanto a los criterios estrictos para el movimiento y cambian la forma de gestionar la aplicación del Sello. Tal como un Representante de Timelab, uno de los tres inspectores responsables del control de la aplicación del sello en Timelab, explicó a Europa Star: «Anteriormente, las marcas lo utilizaban para discutir entre ellos si un componente se podía presentar para la certificación, a pesar de que eran competidores. Fue entonces a un experto de la Genèva Watchmaking School, que dedicaba tan sólo una hora al mes al Sello de Ginebra, decidía si el componente era lo suficientemente bueno o no. Esto ahora se ha sustituido por un proceso de homologación más estructurado por componentes».

Por primera vez en la historia del Sello, se han introducido nuevos criterios para cubrir las funciones del cuerpo del reloj una vez que el movimiento ha sido encajado. Esto significa que el reloj que debe ser resistente al agua hasta una presión de tres bares (y una presión negativa de 0,5 bar), con una precisión dentro de un minuto durante siete días, lo cual está dentro de las tolerancias requeridas para certificación cronómetro y tener una potencia de reserva igual o superior a la indicada por el fabricante.

Esta misma fuente puntualizó, «Bajo las reglas anteriores, al menos en teoría, un movimiento que llevase el Sello de Ginebra podía estar magníficamente decorado, pero no necesariamente tenía que trabajar! Para combatir esto, hemos añadido la funcionalidad de las pruebas básicas. No quiero entrar en demasiados detalles porque queremos que el cliente final entienda las pruebas e incluso ser capaz de replicarlas. Así la prueba es completamente diferente a los ensayos del COSC, aunque los requisitos de precisión son muy similares. Hemos desarrollado nuevas máquinas para las pruebas, que hemos enviado a las marcas».

Bajo las nuevas regulaciones para el Sello de Ginebra, es responsabilidad del «solicitante» (en otras palabras, la compañía de relojes) asegurar que los requisitos necesarios se cumplan. Los tres inspectores de Timelab llevarán a cabo auditorias periódicas de todos los solicitantes, con frecuencias de entre una vez por semana y una vez por mes, dependiendo del volumen de los movimientos producidos. Por otra parte, se efectuarán comprobaciones aleatorias adicionales que serán posibles en cualquier momento y el fabricante está obligado a llevar un registro de todos los resultados de las pruebas por lo menos durante diez años.

Certificando la precisión

El Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres (COSC) [lea nuestro artículo en el número de Octubre/Noviembre del 2011 para más información sobre el COSC] es la agencia nacional Suiza para la certificación de cronómetros, con oficinas en Biel-Bienne, Neuchâtel y Ginebra. Similares certificaciones de cronómetros se ofrecen en Besançon, Francia (“La Vipère”) y Glashütte, Alemania. Estas certificaciones están basadas en el estándar ISO 3159.

Un grupo de marcas (Bovet Fleurier SA, Chopard Manufacture SA, Parmigiani Fleurier SA, Vaucher Manufacture Fleurier SA) están adheridos a los criterios de certificación Qualité Fleurier. Además de los criterios estéticos que son todos ellos similares a los del Sello de Ginebra pero que tienen más que ver con la decoración del movimiento (pulido de las partes internas, biselado y pulido de los contornos de las piezas, pulidos «funcionales» de las piezas de acero, cabezas de los tornillos pulidos y biselados) el criterio Qualité Fleurier impone un adicional criterio “Fleuritest”, el cual comprende un test de 24 horas sobre el reloj en su forma final en una máquina especial que simula su uso durante fases de extrema actividad y fases de reposo. La precisión del reloj ha de estar comprendida en un rango de entre 0 y +5 segundos por día después de 24 horas a fin y efecto de ganar la certificación «FQF, La Haute Horlogerie certifiée», el cual comprende “un certificado del máximo nivel relojero”. En Junio de este año, el FQF ha introducido un nuevo criterio que exige que el cuerpo del reloj esté “al 100 por 100 manufacturado en Suiza.”

Patek Philippe, que utiliza para su producción piezas que llevan el Sello de Ginebra, también ha creado su propio sello de calidad, el Sello Patek Philippe, cuyos criterios con respecto a la decoración también están alineados con los del Sello de Ginebra, pero cuyos criterios de precisión para el movimiento imponen límites más estrictos para toda la industria: un delta de sólo cinco segundos por día (entre -3 y 2 segundos) para los movimientos de 20mm de diámetro o más, lo que corresponde a 99,994 por ciento de precisión.

Calibre 4400 de Vacheron Constantin
Calibre 4400 de Vacheron Constantin
Calibre RD620 de Roger Dubuis
Calibre RD620 de Roger Dubuis

Un estándar para el futuro

Los nuevos criterios para el Sello de Ginebra entraron en vigor el 1 de junio del 2012. Los criterios anteriores, sin embargo, siguen siendo válidos paralelamente hasta el 1 de junio del 2013, con el fin de dar tiempo a los fabricantes a adaptarse a los cambios.

Con estos nuevos criterios, los guardianes de la tradición relojera de Ginebra han dado un paso decisivo llevando los requisitos para el Sello de Ginebra hasta la fecha. Ahora es el único que abarca toda la certificación de calidad (lo que cubre tanto la decoración como la exactitud de un movimiento, así como las funciones y la resistencia al agua del reloj terminado) a disposición de todos los fabricantes dentro de un área geográfica particular de Suiza. Y los cambios parecen haber sido bien recibido por los relojeros de Ginebra de acuerdo a Timelab, que recibió consultas de las «nuevas» las marcas que buscaban certificar su producción, incluso antes de que los nuevos criterios se hubieran anunciado.

Pero todo esto tiene un precio: mientras que un reloj de alta gama «convencional» puede tomar hasta 500 horas para su producción, una versión con el Sello de Ginebra puede tardar hasta 700 horas. Con los nuevos criterios, este suplemento del 40 por ciento, incluso podría subir hasta el 50 por ciento. Por tanto, corresponde a las marcas, con el apoyo de Timelab, asegurarse de que la persona que en última instancia, asume el costo de este aumento - el cliente - entiende plenamente el valor del Sello de Ginebra y su importancia en la protección del know-how y las tradiciones de la relojería de Ginebra.

The lost hallmark
The lost hallmark
El sello perdido El Poinçon du Jura fue creado por el fabricante del movimientos basado en el Jura E-light en 2009 como respuesta a las limitaciones geográficas del Sello de Ginebra. Este tenía una base similar, en el que todos los componentes de un movimiento (que tenía que ser el 100 por cien hecho en Suiza) tenía que venir de la llamada región del arco del Jura y el movimiento tenía que ser producido por una empresa independiente sin afiliación a cualquiera de los grupos más importantes de relojería. La marca registrada del Poinçon du Jura por tanto, era un sello de calidad más exclusivo que restringía el número de empresas que fueron capaces de cumplir con sus requerimientos, muchos de los cuales tenían razones geo-políticas y no relacionadas con la estética del movimiento o su rendimiento. Por desgracia, el único movimiento que incorporó el Poinçon du Jura fue la tercera versión del tourbillon de la desaparecida marca de Wyler Genève, y con la quiebra de Wyler Genève, como principal cliente de E-light en el año 2009, el mismo destino que más tarde le sucedió el propio proveedor, el cual arrojó la toalla y con ella la del Poinçon du Jura - hacia el final de 2010.

Funte: Europa Star Magazine Agosto - Septiembre del 2012





Más sobre articulos de fondo :
29/01/2015 - Artículos - DISTRIBUCIÓN - PIERRE DEROCHE “Es cada vez más y más difícil estar representado en una boutique multimarca”
22/10/2014 - Artículos - A MEDIDA - El Presente y el Futuro de los RELOJES PERSONALIZADOS
22/10/2014 - Artículos - ENFOQUE DE MERCADO: RUSIA, Sanciones y una Nueva Ola de CONSUMIDORES
09/01/2013 - Artículos - La pista cultural-Una discusión con Franco Cologni sobre la relación entre el arte y la relojería
09/01/2013 - Artículos - Rolex - Transmitiendo el talento y la experiencia
08/01/2013 - Artículos - La opinión de Thierry Stern sobre el servicio al cliente en China
22/10/2012 - Artículos - Latino America: una entrevista con el Director General de Seiko Masahiko Masukawa
12/09/2012 - Artículos - Market Focus USA: No rainbows, but a glimpse of the sun
27/08/2012 - Artículos - Maravillas Mecánicas - Soluciones alternativas
04/11/2011 - Artículos - Glashütte, cuna de la Alta Relojería Germana
23/08/2011 - Artículos - Tiempo a medida
22/08/2011 - Artículos - Tonos de Gris
07/12/2010 - Artículos - El planeta de los relojes Suizos en movimiento - Parte 4
24/11/2010 - Artículos - El planeta de los relojes Suizos en movimiento – Parte 3
22/11/2010 - Artículos - El planeta de los relojes Suizos en movimiento – Parte 2
21/11/2010 - Artículos - El planeta de los relojes Suizos en movimiento – Parte 1
25/08/2010 - Artículos - Parte 4 de 4 - El gran powwow de la industria relojera
24/08/2010 - Artículos - Parte 3 de 4 - El gran powwow de la industria relojera
10/08/2010 - Artículos - Parte 2 de 4 - El gran powwow de la industria relojera
07/08/2010 - Artículos - Parte 1 de 4 - El gran powwow de la industria relojera



WorldWatchWeb.com

Europa Star es la publicación líder de la industria de la relojería internacional.
Desde hace más de 89 años, Europa Star proporciona a distribuidores, minoristas, y fabricantes de relojes la información actualizada de las más importantes marcas relojeras, eventos y mucho más. Nuestras publicaciones, tanto impresas como en soporte electrónico, están pensadas para dar servicio a la comunidad relojera y sus canales de venta, además de servir a los aficionados de todo el mundo. Contando con ediciones en diferentes idiomas, Europa Star tiene un acceso asegurado a los mercados internacionales.


INFO ANUNCIANTES | ACERCA DE EUROPA STAR | CONTACTA | DESCARGAS | ENLACES